loader image

Últimas publicaciones

Evidencia científica de los efectos de la Melatonina en la Salud

Evidencia científica de los efectos de la Melatonina en la Salud

La melatonina es un antioxidante excelente

La importancia de la melatonina como antioxidante depende de varias características: es lipofílica e hidrofílica, atravesando los compartimentos biológicos, estando por tanto disponible para todas las células y tejidos. Se distribuye por todos los compartimentos intracelulares, siendo especialmente alta en el núcleo y mitocondria. Es por ello que el descenso de los niveles de melatonina con la edad parece contribuir de forma significativa al envejecimiento.

La melatonina es antiexcitotóxica

Existe evidencia experimental y clínica del efecto anticonvulsivante directo de la melatonina. La reducción de los niveles de melatonina se relaciona con aumento de daño cerebral en ratas pinealectomizadas, mientras que la melatonina protege el cerebro del daño oxidativo inducido por neurotóxicos.

La melatonina también contrarresta el daño oxidativo en diferentes modelos de Parkinson experimental en ratones y peces cebra.

Las propiedades neuroprotectoras de la melatonina se han comprobado también contra las manifestaciones neurodegenerativas de la proteína β-amiloide del Alzheimer, demostrando efectos anti-apoptóticos y depuradores de radicales libres.

Esos efectos experimentales se han trasladado a la clínica humana, demostrando la melatonina efectos beneficiosos frente a los procesos neurodegenerativos de la epilepsia, Parkinson y Alzheimer.

La melatonina actúa donde más se necesita: la mitocondria

Una serie de experimentos avalan un papel fundamental de la melatonina en la mitocondria.

Cuando las mitocondrias se someten a un fuerte estrés oxidativo, se mueren por incapacidad de generar energía (ATP). La presencia de melatonina no sólo previene la disfunción mitocondrial en esas circunstancias de gran estrés oxidativo, sino que aumenta por encima de los valores normales su capacidad de producir ATP. Sin embargo, otros antioxidantes como las vitaminas C y E y la N-acetilcisteína, fueron incapaces de ejercer ningún efecto significativo sobre las mitocondrias.

La melatonina actúa como antienvejecimiento

Durante los últimos años, y bajo el amparo de una Red Nacional para el Estudio del Envejecimiento y posteriormente del Ciber de envejecimiento y fragilidad (CIBERfes), hemos podido evaluar y verificar muchos aspectos de los efectos de la melatonina con relación al envejecimiento.

Hemos realizado un estudio en ratones con envejecimiento acelerado. El aumento de estrés oxidativo que acompaña a los ratones envejecidos prematuramente se acompañó de un descenso de la capacidad de los tejidos de esos ratones de producir melatonina. Cuando dichos ratones se trataron con melatonina desde su nacimiento, a los 10 meses de edad, los ratones tratados con la hormona no sólo presentaban una disminución de su estrés oxidativo, sino que, en muchos casos, se había reducido a los niveles que tenían a los 5 meses de edad. Es decir, se ha producido un efecto de rejuvenecimiento. Además, también la reacción inflamatoria se redujo con la melatonina y aumentó la función mitocondrial.

Estos datos son muy importantes ya que, en la actualidad, estamos viendo cómo la manipulación genética puede reparar tejidos y mejorar el envejecimiento en animales, pero todavía es un riesgo hacer eso mismo en humanos. Con la melatonina, sin manipulación genética, conseguimos los mismos resultados, y la administración de melatonina a humanos no produce efectos secundarios.

CONCLUSIONES:

1) la administración continua de melatonina a lo largo del tiempo mantiene a raya los radicales libres y el proceso inflamatorio, evitando el aumento de estrés oxidativo y de la reacción inflamatoria que se produce con el envejecimiento.

2) la melatonina, por su actividad antioxidante, antiinflamatoria, y antiexcitotóxica, es capaz de reducir y/o frenar los procesos neurodegenerativos que acompañan al envejecimiento.

3) la melatonina mantiene e incluso mejora la capacidad mitocondrial de generar ATP, lo que convierte a esta molécula es la reguladora por excelencia de la homeostasis mitocondrial.

Últimas publicaciones